Caso Lucas Cabello: el policía Ayala seguirá en libertad

El lunes 27 de junio el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°1 de la CABA resolvió rechazar el pedido de prisión preventiva para Ricardo Ayala, policía que atentó contra la vida de Lucas Cabello en 2015. Luego de que la defensa de Ayala apelara la condena, la querella y la fiscalía pidieron prisión preventiva para el condenado, por peligro de fuga, pero la Cámara desestimó el pedido. El Colectivo de Medios Populares, conversó con Carolina Vila, mamá de Lucas Cabello; y con Matías Busso, abogado de la Liga Argentina de Derechos Humanos, organismo querellante de la causa.

Por Colectivo de medios populares*

Ayer por la mañana, en declaraciones radiales a FM Riachuelo, Carolina Vila, madre de Lucas Cabello expresó: “La causa está titulada como intento de homicidio agravado por ser policía, y digo ¡¡no agrava nada!! Lo grave es para nosotros la vida que nos quedó. Como él lastimó y dejó a mi hijo con tantos problemas de salud. Lo agravante es para nosotros, para ellos es un beneficio ser policía porque saben que son intocables, que los van a proteger, que todos los beneficios siempre son a favor de ellos, siempre culpando a la víctima y ni siquiera la tranquilidad de tener justicia, de poder caminar por nuestro barrio porque lo hemos cruzado en el barrio, pero para la justicia el video que presentamos no era prueba suficiente. Para nosotros siempre los palos en la rueda y para la chapa los privilegios y los beneficios”.

“A ellos les alcanza con que él vaya a firmar, con que se presente cada vez que lo citen. A nosotros con la vida que nos quedó después del ataque, no nos alcanza con que vaya a firmar”, sentenció en referencia a los argumentos del tribunal para negar la prisión preventiva. Para finalizar se refirió a lo duro que fue para Lucas recibir este fallo: “Fue muy duro para mí tener que darle esta noticia, porque está atravesando muchísimos problemas de salud. Para nosotros cada día es una lucha, es constante, todos los días tenemos que levantarnos y ponerle muchísima fuerza para poder sobrellevar todo esto. Seguir teniendo esperanza es muy difícil, pero acá no termina, no nos vamos a dar por vencidos, vamos a seguir hasta las últimas consecuencias. Hasta ver al ‘señor’ Ricardo Ayala preso, como debe estar”.

Matías Busso, integrante de la Asociación contra la Violencia Institucional que a través de la Liga Argentina de Derechos Humanos es querellante de la causa, brindó detalles sobre lo que significa esta resolución: “En el juicio Ayala fue condenado a 16 años y 10 años de inhabilitación, la Cámara de Casación confirmó esa condena es decir que solo queda el recurso extraordinario contra la Corte. Si bien la prisión preventiva tendría que ser la excepción, es la regla con los sectores populares y entendíamos que en este caso era necesario que Ayala esté tras las rejas, esté cumpliendo la condena de forma efectiva. La confirmación de la condena deja solamente el paso de la Corte, donde el 90% de los casos son rechazados, entonces es muy factible que Ayala, ante este panorama, quiera fugarse.” Y agregó “Ante este pedido la defensa contrariando todos los argumentos dice que si tiene que aplicarse la detención pide que sea domiciliaria.”

El abogado deja claro que el proceso judicial es muy engorroso y que estos pedidos lo hacen aún más: “La defensa pide la prisión domiciliaria porque calcula que el pedido de revisión de la sentencia ante la corte va a demorar un tiempo, en ese tiempo de espera, si ellos logran que el tribunal le de la prisión domiciliaria descontaría  ese tiempo luego de la pena efectiva. Es una estrategia de la defensa. Los tiempos de la Corte para resolver son tiempos políticos, por eso nos preocupa que Ayala lo transcurra con prisión domiciliaria”.

“Esa condena que tanto costó y que se logró con la familia, el apoyo y la lucha de muchos pero fundamentalmente de los vecinos y organizaciones de la Boca hoy no se está efectivizando”, expresó Busso y agregó “Esto es porque la justicia tiene esa doble vara que es como muchas veces se dice <fuerte con los débiles y débil con los fuertes>. Ayala, al ser parte de la fuerza de seguridad, genera mucho resquemor en dictarle la prisión preventiva, ahora un pibe de los sectores populares roba una billetera vacía va en cana, no se respetan los derechos constitucionales de esos pibes”.

Para finalizar dejó claro que se deberá seguir presionando a nivel judicial y también en las calles a la justicia para que actúe como corresponde: “Lo que nosotros estamos planteando es que resuelvan, la justicia lenta no es justicia. El fondo de la cuestión se resuelve cuando la Corte rechace el recurso, el tema es cuando y es ahí donde hay que presionar”.

*FM Riachuelo / Revista Resistencias / La Retaguardia / Revoluciones / Sur Capitalino

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: